Logo
Imprimir esta página

El canon en franquicia

El canon en franquicia

El canon en franquicia es el pacto económico que se establece entre la parte franquiciadora y franquiciada para la explotación del negocio. 

Existen tres cánones o royalties básicos que establecer en este tipo de relaciones comerciales.

Podrán existir sin embargo, otros royalties dependiendo de las características de cada relación empresarial, por lo que para conocer exáctamente qué cánones existen en una enseña debemos confirmarlo con la propia franquicia.

De la misma forma, habrá empresas que decidan asumir parte de estos pagos, en mayor o en menor medida, para dar mayor libertad al franquiciado.

El canon de entrada, el canon de pertenencia a la red y el canon de publicidad; son los tres cánones que como norma general se aplican a la franquicia.

- Canon de entrada:

Es el pago que se realiza a fondo perdido por parte del franquiciado para entrar a formar parte de la red. Este pago se realizará por cada unidad de franquicia concedida.

La razón de esta aportación económica será amortizar la cesión del exhaustivo manual de operaciones que la central franquiciadora aporta. Además, ayudará a compensar los gastos de constitución y de formación y asesoramiento al franquiciado necesarios desde el inicio de la relación empresarial.

Los royalties de exclusividad en una zona geográfica, o los derechos a utilizar una marca reconocida y con prestigio, también son considerados cánones de entrada.

Existen centrales que no contemplan este tipo de pagos iniciales, debido a que gozan de una extraordinaria situación económica y pueden asumir estos costes.

- Canon de pertenencia a la red o royalty:

Es la cantidad periódica, fija o variable, que deberá pagar el franquiciado al franquiciador.

Este pago queda ya acordado en el contrato de franquicia. Según las características del pacto podrá ser directo, en forma de porcentaje sobre ventas;  indirecto, estableciendo una cantidad fija sobre los artículos que provea el franquiciador (como ocurre en el caso de franquicia de producción); o bien una cantidad fija estipulada previamente.

También toman forma de cánones los esfuerzos dedicados a I+D que realiza la central franquiciadora para mejorar y renovar su actividad.

Existe la salvedad de centrales franquiciadoras con franquicias de producción, como es el caso de gasolineras y concesionarios de automóviles, en las que no se estipulan cánones mensuales de pertenencia a la red. Este tipo de royalty será incluido en la franquicia de distribución.

- Canon de publicidad:

Son las aportaciones económicas que deberá suministrar el franquiciado para contribuir a la realización de las campañas de publicidad  y de marketing que realice la central.

Existe la variedad de canon de publicidad local que, en ocasiones, será exigido para fomentar campañas locales y específicas.

No olvidemos que, los beneficios de estas acciones publicitarias, beneficiarán a toda la cadena empresarial. La creación de un fondo de apoyo común de dedicación a este fin ayudará a aumentar a nivel general la visibilidad de la empresa en el mercado.

Estos cánones encuentran su explicación en la esencia del modelo de negocio: El franquiciador otorga a sus franquiciados el derecho a explotar su idea de negocio con la obligación de hacerlo conforme a unos conceptos y criterios establecidos.

Este derecho otorgado, se realiza a cambio del pago de cánones o royalties. Estas tienen forma de contribuciones económicas directas o indirectas, pactadas dentro del marco legal de un contrato escrito y firmado por ambas partes.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Diseño web - Agencia comunicación :iusComunicacion.com ©Todos los derechos reservados > Consultoras Franquicia Abogados : Grupoius.com - Asesorias de Empresas : iusQuality.com